Noticias

Consejos para invertir en el mercado de renta

Una persona que decide invertir en bienes raíces para renta debe analizar detenidamente los aspectos de qué tipo de propiedad elegir, dónde comprarla y a quién.

Según Matías Vicuña, gerente general de Inmobiliaria IAndes, en el caso de adquirir una propiedad nueva, hay que fijarse en el tipo de venta que está realizando la inmobiliaria, que puede ser con entrega inmediata o futura.

“Existen casos de empresas que salen a vender inmuebles sin tener todos los permisos necesarios para el desarrollo del proyecto prometido, por ende, uno podría optar en este caso a mejores precios, pero a un mayor riesgo, con cambios importantes entre lo prometido y lo entregado. En este contexto, uno debe fijarse en las garantías que se ofrecen cuando se vende en verde o en blanco, por ejemplo, la posibilidad de cesión de promesa en caso de no poder continuar con la compra. También es importante revisar y cerciorarse de que la promesa de compra venta que se firmará cuente con una póliza de garantía, ya que esta última resguarda y da seguridad al cliente sobre los fondos que uno aporta para cubrir el pie. Así, en caso de que proyecto fracase y no se logre desarrollar, la garantía permite restituir estos dineros entregados previamente a la inmobiliaria. Otro aspecto interesante es considerar si existen seguros comerciales complementarios, que permiten, por ejemplo, garantizar un canon de arriendo en caso de que esta no se logre arrendar en un periodo tiempo determinado”, explica el ejecutivo.

“Otro de los aspectos importante a tener en consideración, son la calidad material de los inmuebles, su diseño y ubicación a la hora de comprar una propiedad destinada a arriendo. Esto se traduce en la plusvalía e interés que pueda generar la propiedad con el transcurso de los años, ya que se trata de una inversión a largo plazo. Además, el adecuado uso de los materiales de construcción y terminaciones disponibles en el mercado, permiten a la inmobiliaria entregar inmuebles preparados para disminuir su deterioro entre arrendatarios, disminuir los cotos por la mantención del departamento, bajar los riesgos y mantener la calidad de la propiedad ofrecida haciéndola interesante para quien busca donde vivir”, agrega.

Para Javier Varleta, gerente de estudios territoriales de GfK Adimark, “la progresiva flexibilización del mercado financiero frente a quienes optan por adquirir una propiedad, sumado a los nuevos servicios que ofrecen las inmobiliarias a los compradores, están permitiendo a muchas personas que cuentan con el patrimonio y el respaldo crediticio necesario, ingresar al mundo de la inversión de renta inmobiliaria, como una forma de resguardarse y asegurar un nivel de ingresos a futuro”.

Varleta sostiene que “si se analizan las actuales condiciones del mercado, ciertamente éste es un buen momento para transformarse en inversionista inmobiliario, aunque siempre teniendo en consideración aspectos como la ubicación, el tipo de inmobiliaria con la cual se cierra el negocio, el tipo y calidad constructiva de la propiedad y el estudio de plusvalía futuro teniendo en cuenta estas variables”.

Fuente: Revista EMB Construcción. 02/06/2023